Presidenta de la Junta de día, candidata de noche; y viceversa

Correr el rumor –antesala de la noticia antes de Twitter- de que Susana Díaz, como Del Nido en los años del Sevilla hexacampeón, tiene un doble. O que es ubicua. Díaz es un no parar de Sevilla a Almería, parando en Antequera, y viceversa. “Y ya que estamos vamos a la feria de muestras de la Diputación”. Abarca tantos actos como Zoido, cuya máxima es “voy a todo”, multiplicado por dos. Adolfo Suárez se alimentó de tortilla francesa, tabaco negro y ambición política. Susana Díaz tiene tanta hambre que le sobra la tortilla y hasta el cigarrito de después de comer. El actual líder de PP-A, recién llegado, ya preguntaba a la presidenta si no se iba a coger unos días en agosto. Una fuerza de la naturaleza. En las de subidas de tono y lágrimas de los mítines, las abuelas –pensando en su “chiquitillo”- le piden “un poquito de por favor”, como el portero andaluz de “Aquí no hay quien viva”, la serie que le gusta a Maduro, el presunto camarada de Podemos, que tenía mitin justo en la orilla contraria que Díaz, en el Muelle de la Sal, con Íñigo Errejón  y su rostro imberbe escocido por los expedientes en campaña de la UMA y de quien Susana Díaz dijo que la Junta comprobará los cobros.

El “pulso de la calle” le dice a Susana Díaz que Podemos apenas juntó en el arranque de campaña a 20 amigos en Cádiz; el PP a unas 200 personas en Málaga; IU menos y “la Vero sola” –Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla- a 400 personas en Pino Montano. “La única manera de que yo no gane las elecciones es que me pillen en la cama con una chica muerta o con un chico vivo”, dijo Edwin Edwars en las elecciones a gobernador de Luisiana de 1983. Entonces, Susana Díaz, tenía 9 años y el tal Edwars ganó. Ayer, en el Pabellón de la Navegación de Sevilla, a la sombra de la Torre Pelli y junto al relente del río, el aforo sentado era de 450 personas y podía haber otro medio centenar de pie, a cuentagotas. La presidenta llegó 55 minutos tarde para el acto sectorial con Sánchez Maldonado y emprendedores. Oficialmente, estaba rodando un spot.  El Pabellón de la Navegación acoge la muestra Dinopétrea, “un viaje en el tiempo visitando los dinosaurios”. Las viejas glorias del PSOE ni están ni se las esperan. Griñán, Chaves y Juanma Moreno son las palabras tabú de los mítines. Mientras, en el Muelle de la Sal, el “Billy el Niño” de Podemos y Teresa Rodríguez llenaban con mecheros y todo la otra orilla con otro medio millar de personas. La sal, sobre las heridas, escuece. La doble agenda de Susana ya ofrece recelos y, ayer, la presidenta hasta pidió disculpas. “Como el Rey, no volverá a repetirse”, dijo a la prensa ante la multiplicidad de declaraciones. Ora et labora, ahora presidenta, luego candidata, y gestante a jornada completa. La distancia entre cargos, en ocasiones, es similar a la que hay entre la precampaña y la campaña. Cuestión de matices.

Anuncios

2 comentarios en “Presidenta de la Junta de día, candidata de noche; y viceversa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s