“¡A tomar por mundo!”: “Como una ola” recorre el planeta

Vivir en España en tiempos de la crisis y el master en Lazarillo de Tormes que supone el periodismo son ingredientes suficientes para reunir el arrojo, imbuirse del espíritu de Verne, convertirse en Camba con pasaporte y «Visa para un sueño», no esperar a que «llueva café» que cantaba Juan Luis Guerra», y dar la vuelta al mundo como Phileas Fogg, a lomos de un sueño. La terraza Puerto de Cuba de Sevilla acogió ayer la presentación de «¡A tomar por mundo! La vuelta al mundo con 20 euros» (Editorial UOC, Colección Cuadernos Livingstone) de los periodistas María José Morón (Sevilla, 1985) y José Pablo García (El Puerto de Santa María, 1984), con Jesús Vigorra como maestro de ceremonias.

A José Pablo García, con LA RAZÓN de Sevilla recién nacida, le dejó el coche tirado. José Pablo se encargaba de una serie de perfiles para el periódico. Llamó informando del suceso. Antes del cierre del periódico regresó con el perfil de los mecánicos. Si la vida le daba limones, directamente no se hacía limonada sino que aderezaba el gin tonic. De la adversidad, sacaba un tema; como ahora, de la crisis y el paro ha sacado, junto a María José Morón, una experiencia vital de primer orden, un libro y una boda.

José Pablo y María José echaron números (6.000 euros en alquiler, 1.340 en gasolina, la luz, el agua) y entendieron que quedarse esperando el destino, con lo que conlleva, era más caro que recorrer el mundo. Durante nueve meses y 28 países, con una mochila cargada de sueños, emprendieron un viaje vital con fin de partida en una playa de Bali en la que, como Juan Marín a Susana Díaz para la investidura pero con más bagaje, se dieron el «sí, quiero». El presupuesto diario de la aventura fue de 20 euros. La realidad lo elevó a 21 euros. Montoro no lo habría cuadrado tanto. «Nueva Zelanda era muy caro». De Málaga a Londres, Miami, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, América del Sur (salvo Venezuela), de Argentina a Nueva Zelanda, Fiji, Hong Kong, China, Vietnam, Laos, Camboya, Tailandia, Indonesia, boda en Bali, luna de miel en Japón y Malasia. «Si no nos quieren aquí, tendremos que buscarnos la vida fuera». A la vuelta del viaje, durante el cual no pararon de colaborar con diferentes medios nacionales e internacionales, les esperaban ofertas de trabajo. En su despedida en LA RAZÓN, José Pablo García agarró un micro en un karaoke y cantó «por la más grande». «Como una ola» recorre el mundo. La «movilidad exterior» de Báñez es posible que no fuera exactamente eso. El periodismo, y también la vida, sí que era esto.

Anuncios

Un comentario en ““¡A tomar por mundo!”: “Como una ola” recorre el planeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s