“Estábamos en lo de la austeridad…”: 9.000 euros en la reparación de un coche de alta gama

image_content_3285873_20150627150812

Vehículos oficiales en el Parlamento de Andalucía. Foto de Manuel Olmedo.

«Estábamos en lo de la austeridad, el control del gasto público y la cosa, pero sus señorías se han cansado de aburrirse gratis y ahora quieren aburrirse cobrando más, que la vida sube. No es muy ejemplar la medida mientras se tacañea un duro a los jubilatas, a los reviejos y a los muertos que hacen cola en el Seguro. Es una iniciativa de la derecha que ha caído muy bien en la izquierda. En cuestiones de trinque todo el mundo se pone de acuerdo en seguida, y hasta hay un baranda que saca tabaco y se marca una ronda, anda ahí que el enfisema pulmonar se lo soplen los vaqueros de Marlboro». Umbral (casi) siempre escribió la misma columna con certera prosa y visión y (casi) siempre sobre el mismo tiempo. La Transición -pre o post–, con la que los políticos de ahora no se acaban de poner de acuerdo en si aún no ha acabado o debe empezar de nuevo. Según datos del Parlamento de Andalucía, a mayo de 2015, la Cámara andaluza cuenta con un total de once vehículos oficiales en uso, uno de ellos averiado. El 13 de febrero de este año, según la información de contratación de la Cámara, se adjudicó, por un importe de 8.993,25 euros, la «reparación del vehículo Audi A-6 3.0» con matrícula acabada en FJH «asignado a la ilustrísima señora vicepresidenta Teresa Jiménez Vílchez». Se trata de un modelo que en la actualidad puede alcanzar los 132.000 euros, según datos de Audi.

El gasto de la reparación corresponde a los «contratos menores actualmente vigentes o adjudicados en el período comprendido entre el 1/01/15 y 31/03/15 (todos ellos con importe de adjudicación igual o superior a 600 euros)». Todo el importe está financiado por el Parlamento andaluz y el adjudicatario es Gerardo Talleres SL, según la información del Parlamento andaluz. El vehículo averiado suma 311.000 kilómetros y fue adquirido el 15 de septiembre de 2004, por lo que habría hecho algo más de 30.000 kms. anuales.

El parque móvil de la Cámara andaluza cuenta con diez vehículos de alta gama (siete Audi y tres Peugeot) más una furgoneta. Aparte del citado A-6 averiado, el Parlamento cuenta con otros dos vehículos similares adquiridos en la misma fecha: uno con 299.293 kilómetros y otro con 396.500 kilómetros. Otros tres Audi A-6 fueron adquiridos el 7 de diciembre de 2006 y suman 396.500, 397.500 y 400.200 kilómetros. El séptimo Audi es un modelo A-8, comprado el 25 de enero de 2007, con 297.833 kilómetros. El Parlamento dispone de tres Peugeot 508 adquiridos el 9 de noviembre de 2012 y que tienen 110.798, 242.000 y 162.700 kilómetros. La furgoneta, modelo Peugeot Bipper, fue comprada el 29 de diciembre de 2008 y cuenta con 37.124 kilómetros, a 11 de mayo de 2015.

Si el consenso entre los grupos políticos fue imposible para el reparto de la Mesa del Parlamento, para la distribución del Presupuesto, el número de asesores y los coches oficiales sí se alcanzó una entente cordial. La decena de vehículos de la Cámara se reparte a razón de uno por cada miembro de la Mesa –tres diputados del PSOE y uno de PP, Podemos, Ciudadanos e IU– y el resto para los portavoces parlamentarios de PSOE, PP e IU. Podemos y Ciudadanos han anunciado que no harán uso de los mismos, quedando dos coches, con personal de la institución, de libre designación para la Cámara.

En junio de 2013, el Parlamento adjudicó seis vehículo oficiales en subasta pública por un montante de 15.500 euros. La subasta se realizó en dos lotes, uno con un Audi A-8 de unos diez años adjudicado por 4.500 euros, y un segundo lote con cinco Audi A-6, de entre ocho y diez años, adjudicado por 11.000 euros. La enajenación de vehículos oficiales era una de las medidas prevista en el plan de ajuste para adaptar el presupuesto del Parlamento al decreto-ley 1/2012 para el reequilibrio económico financiero de la Junta en el marco de las obligaciones asumidas por las distintas administraciones en materia de reducción del déficit público al objeto de cumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria. Un año antes, en agosto de 2012, el Parlamento aprobó, sin publicidad, la compra de vehículos de gama media por unos 60.000 euros, tres semanas después de declarar la no disponibilidad de determinados créditos, entre ellos para material de transporte. Se trata de los citados Peugeot 508. El Consejo de Gobierno de la Junta anunció entonces que reduciría los coches oficiales de los 200 a 30 o 40, ahorrando tres millones y limitando los vehículos oficiales a consejeros, viceconsejeros y delegados del Gobierno. En enero de 2014, la Consejería de Hacienda sacó a subasta un total de 82 vehículos oficiales de gama media y alta, cuya valoración inicial conjunta alcanza los 112.712 euros, con precios entre los 200 y los 5.000 euros. La información sobre el número de coches oficiales de la Junta en la actualidad está «en construcción». El Presupuesto de la Junta para 2015 recoge el gasto de más de 4,3 millones (obviamente, no todo para coches oficiales) en el concepto «combustible». Para combustible, el Parlamento andaluz presupuesta 67.000 euros anuales.

Anuncios

Un comentario en ““Estábamos en lo de la austeridad…”: 9.000 euros en la reparación de un coche de alta gama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s