Los pies por delante

Dicen los estudios que faltan sepultureros y lo que sobran son muertos, bombas en aeropuertos, accidentes de tráfico y degüellos en el tajo. Un, dos, tres y hasta cuatro curritos de esos que salen de casa antes que el sol han perdido –o les han robado– la vida en apenas 48 horas en Andalucía. Salieron a ganarse el pan nuestro de cada día y volvieron con los pies por delante, listos de papeles, a la espera de la extremaunción. Amén.

Los que mandan sacan pancartas tras cada muerte, con las campanas del reloj del Ayuntamiento sonando a réquiem. «No más muertes en el trabajo», callan en cada minuto de silencio que guardan. Entre enero y noviembre del pasado año, 141 momentos de silencio sepulcral, uno por cada traje de madera de pino, por cada trabajador muerto. Faltan sepultureros.

La bonanza económica española se basa en la especulación, en las construcciones a bajo coste y las hipotecas por las nubes. El crecimiento económico se sustenta en el jugarse la vida de cada trabajador, en el «te contrato cuatro horas y trabajas doce», en el recorte de gasto en medidas de seguridad, en hacer equilibrismo sin red, que si no lo haces tú lo hará otro. El milagro español se basa en aumentar la demanda de enterradores, que, oiga, faltan sepultureros.

A principio de semana, un trabajador degollado. A mediados, un electrocutado y otro atropellado. A finales, otro accidentado y a la espera estamos de algún último cadáver a los postres. Medidas, casi ninguna. Lamentaciones, todas.

Los comités de empresa ya van recomendando que, junto al martillo y el cincel, se lleve siempre una carta, por lo que pueda pasar. Sugieren que comience como aquélla que guardaba el capitán Scott en su periplo suicida por la Antártida: «A mi viuda». Al final, se puede recordar a los huérfanos que la situación no es tan grave, que hay puestos de trabajo libres como matarife, lavacoches o colocador de carteles. Y en la posdata: «También faltan enterradores. Recuerdos a los políticos y empresarios con piel de buitre y lágrima de cocodrilo». Firmado: el difunto.

3A185536

Anuncios

Un comentario en “Los pies por delante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s