Mafalda y los monos

MAFALDA1Me pregunto qué diría Mafalda si supiera que los políticos de turno andan enfrascados intentando sacar «pa’lante» un proyecto «para que los simios tengan derechos humanos». «El PSOE presentará una propuesta para equiparar al hombre con el mono» y, por ello, «pedirá la inclusión inmediata de estos animales en la categoría de personas», relata la prensa esta semana.

¿Qué diría Mafalda, que tan pendiente estaba siempre de la Declaración Universal de los Derechos Humanos? Supongo que la siempre niña Mafalda empezaría a leer artículo por artículo la citada y olvidada Declaración Universal de los Derechos Humanos y, tras comprobar que apenas se cumple ninguno, correría a abrigar su pequeño globo terráqueo, tan enfermito todavía, tan resfriado desde los tiempos de la Edad de Hielo. Porque, claro, si vamos a darle a los simios derechos humanos con todos sus «avíos», habrá que ver qué tipo de derechos humanos: ¿los de Bill Gates, que es recibido en China con alfombra roja, o los del «negro de mierda» que viene en patera jugándose la vida? ¿Los de un presidente norteamericano que responda al nombre de George W. Bush, responsable de la muerte en guerra de miles de personas y exento de responsabilidades, o los del pobre iraquí de turno que ve cómo montan un conflicto de «interés mundial» al lado de casa como quien no quiere la cosa?

Lo mismo, si se les explica a los pobres monos todo esto sueltan aquello de «virgencita, que me quede como estoy», que ya imagino a los pequeños chimpancés en las chabolas de las afueras de cualquier ciudad esnifando pegamento para «pegarse» a una realidad que duela menos, donde los derechos humanos o, en este caso, simios, estén más presentes y mejor repartidos. Y ya estoy viendo a Miguelito, sugiriendo que no, que mejor se equiparen los derechos del hombre a los del mono, que puestos a preguntar es más factible que el hombre quiera volver a ser mono que el primate quiera ser algún día humano. E imagino a Manolito frotándose las manos, que si somos más gente cabemos a más negocio. Y a la pequeña Libertad llorando.

Anuncios

Un comentario en “Mafalda y los monos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s