Menú

Soldados de fortuna multimedia

muchodeporteEn 2001 varios de los mejores hombres del periodismo sevillano que formaban un comando se marcharon de El Correo de Andalucía diez minutos antes de que los echaran. «Hay dos formas de irse de los sitios: mal o tarde», decía Roberto Alés. En ocasiones han sido proscritos –mártires de la intrínseca dualidad sevillana, Esperanza de Triana y Macarena, Betis y Sevilla– pero no tardaron en fugarse de las cárceles de la censura. Hoy, buscados todavía por caciques varios, sobreviven como periodistas de fortuna. Si usted tiene un medio de comunicación y se los encuentra, quizá pueda contratarlos. El mítico arranque del Equipo-A casa como un guante de los que se ponía George Peppard –es fácil imaginar a Paco Cepeda diciendo: «Me encantan que los planes salgan bien»– al equipo de Muchodeporte.com, más aún cuando alcanza la mayoría de edad en el punto álgido de la eterna crisis del periodismo.

Bilardistas y heterónimos, paradójicamente, igual que reniegan en parte de una de sus máximas –«el éxito es deformante, relaja, engaña, nos vuelve peores, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos; el fracaso es todo lo contrario, es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes», decía Bielsa. «Desde el éxito se aprende mejor de los fracasos», aseguran Lucas Haurie y Cepeda–, sobreviven agarrados al clavo ardiendo del axioma existencial del entrenador chileno apodado «el Loco»: «Acepten la injusticia, traguen el veneno; que todo se equilibra al final». «La supervivencia es el éxito», recalca Lucas Haurie con los destellos de lucidez de Murdock. La mayor decepción: «Cada éxito del Sevilla para los béticos y cada éxito del Betis para los sevillistas. Esta ciudad es así. Duelen más las victorias ajenas que las derrotas propias».

Eliud Kipchoge fue el primer atleta que bajó de las dos horas en un maratón. Su récord no está reconocido oficialmente porque contó con factores de ayuda. La plataforma –especializada en deportes pero que toca todos los palos: desde la opinión política y la crónica social a las preguntas para Trivial– es, «con permiso de ‘Futbolisto’, la pionera de la información digital deportiva de Sevilla. Muchodeporte nunca ha tenido el viento a favor. En el año 2001 arranca la odisea en el ciberespacio. El año previo, en la primavera de 2000, estalla la primera gran crisis del papel. Ocho periodistas ven peligrar su puesto y apuestan por «el trabajo de autor». El 23 de febrero de 2001 dieron un golpe al estado de las cosas. Los periodistas de Muchodeporte vislumbraron que «el viejo modelo iba a seguir vivo con nuevos formatos». «Interesa que nosotros contemos historias», señalan. Y clic a clic, Muchodeporte se hizo «autosuficiente» con su web y en este 18 aniversario profundiza en Youtube con el fichaje de Javier León tras consolidarse con el Podcast–«Grupo Promar, ponlo ahí»–. A diferencia del modelo de «contenido al peso, sin desmerecer» y con casos cercanos de éxito también desde Sevilla ayudados por un talento comercial del que los profesionales de Muchodeporte «carecemos», este portal se basa en la esencia del periodismo impreso llevada a internet. «Llevamos para 20 años y no sabemos lo que es el lenguaje SEO», ironizan. De los ocho socios fundadores –Víctor Fernández, Fali Pineda, Alejandro Ruesga, Javier Delgado, Nacho Delgado, Lucas Haurie, Paco Cepeda y Miguel Ángel Chazarri–, los tres últimos permanecen «full time». En estos 18 años, han pasado a contar «con 30 colaboradores, con contratos a jornada completa por cuenta ajena y todos los seguros sociales». «Ponlo ahí también, niño». Colaboran con la SER, Canal Sur, Efe y LA RAZÓN. «No hay medio con el que no hayamos trabajado», apunta Haurie, gabinetes y guiones de TV incluidos. ¿Dieciocho años después se ven «sentados dónde»? «Nos faltan 30 más para estar sentados a la misma mesa que el maestro Araújo». Entretanto, defienden la zamarra de más equipos que otro «Loco», Abreu.

En casi dos décadas, desde la atalaya de un búnker periodístico, que no trinchera, consideran que la profesión «ha ido degenerando empresarialmente, lo que ha propiciado una merma de la calidad». «Si no se invierte en el producto, deja de ser atractivo. Como el bar que empieza a perder clientela y en lugar de jamón pone mortadela en las tostadas». «Han tomado demasiada capacidad de decisión los contables, que históricamente en cualquier empresa eran el último eslabón de la cadena de dirección», acostumbrados a lidiar con pobres hombres sin más poder que el adquisitivo. «Un contable es un señor que se dedica a apuntar cosas con el lápiz». De ahí se pasa directamente a dar en portada vídeos de gatitos. El peluquero de Cristiano no cabe en Muchodeporte. Haurie aún recuerda su primera crónica: «Como si fuera ayer. Un Atlético-Betis de Segunda. Perdió el Betis 2-1 pese a un golazo de Arzu». Hay peces que viven fuera del agua, que es el caso de Muchodeporte, periodismo mutante por necesidad, que es como surgen los avances permanentes de la evolución. Su existencia contraviene los principios del sistema en general y del medio web en particular. «Eppur si muove» y además «con ‘rol’, que es la única manera de que no te pese nada». Galileo sotto vocce, Silvio Fernández Melgarejo a voz en grito. «Avanti con la guaracha».

Un comentario en “Soldados de fortuna multimedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: