Susana Díaz en la zona Cesarini

El periodista Eugenio Danese bautizó los minutos finales en los que el delantero de la Juventus Renato Cesarini acostumbraba a marcar goles decisivos. El proceso de investidura de Susana Díaz, zarina del PSOE andaluz, ha entrado en su propia «zona Cesarini», con el anuncio de la candidata socialista de abordar las negociaciones en primera persona y el órdago de, si no hay acuerdo, convocar elecciones. Susana Díaz, experta en no mover hasta conocer la ubicación y el destino posible de las fichas en el tablero, cuenta con un as en la manga: Ciudadanos, que del 22M a esta parte sólo manejaba el «no» o la abstención en la votación –insuficiente para sacar adelante la Presidencia de Susana Díaz sin el apoyo de otro grupo– ya abre la puerta al «sí».

Según pudo saber LA RAZÓN de Andalucía de fuentes de la formación naranja, la hipótesis sobre la que trabaja C’s para justificar un sí –al que en Andalucía, por otra parte, era proclive su líder Juan Marín, que ya pactó con el PSOE en Sanlúcar–, pasa por «una bajada de impuestos a las pymes y familias andaluzas»; «la firma del pacto anticorrupción»; «la petición por escrito de que se vayan Chaves y Griñán»; y el despliegue del «plan de apoyo al autónomo» del partido de Albert Rivera. Ciudadanos rehuye del «sectarismo» y del «no por el no». Si se dan los anteriores supuestos, la formación de Rivera «podría llegar a plantear un sí» a la investidura de Susana Díaz, bajo el argumento de la adopción del «grueso principal de su programa electoral y por escrito». La cuestión que se plantea en C’s es si Díaz va «a firmar y cumplir lo firmado desde el primer día», algo que ponen en duda porque sería «cambiar muchísimo en tan poco tiempo». Ciudadanos quiere diferenciarse de otros grupos cuyo argumento es «bloquear por bloquear». «C’s no ha venido a romper nada pero sí ha cambiar las cosas de verdad», sostienen fuentes del partido. «¿Si adoptan el grueso de tu programa y se comprometen por escrito a cosas tan importantes como las que planteamos, qué sentido tiene seguir diciendo ‘no’?», señalaron desde Ciudadanos a LA RAZÓN. Con todo, C’s mantiene que «el voto afirmativo es muy, muy, muy complicado porque son muchísimas cosas y muy importantes por escrito».

Susana Díaz ya prometió una bajada de impuestos a las rentas medias y bajas en su discurso de investidura que, como informó LA RAZÓN de Andalucía, supondría un ahorro mensual de 16 euros a las familias beneficiadas (1,5 millones de andaluces con rentas por debajo de 30.000 euros). Gestha estima en 295 millones el impacto de la rebaja del tramo autonómico de 2 a 3,5 puntos. El pacto anticorrupción de C’s no está suponiendo un escollo para el PSOE en aquellos ayuntamientos en los que negocia con la formación naranja. El reglamento del PSOE ya recoge por escrito que en caso de apertura de juicio oral, cualquier aforado debe dimitir. Díaz presentó antes del 22M un plan apoyado por las asociaciones de autónomos.

La exégesis es el arte que interpreta las señales que nos ofrece la realidad. «Si Díaz ha decidido implicarse ahora es porque hay algún avance con alguna otra fuerza», señalaron desde Podemos, que apuntaba al PP. Susana Díaz necesita una mayoría simple, es decir, más votos positivos que negativos para ser investida, con lo que le valdría con la abstención del PP o de Podemos más C’s El «sí» de C’s deja en segundo plano la decisión de las otras fuerzas, que, previsiblemente, usarían el hipotético apoyo de la fuerza de Rivera al PSOE «de los ERE y el fraude en la formación» o «la casta», para desgastar a una fuerza que crece CIS a CIS. Según un estudio de la Universidad de Oxford, el enamoramiento tiene un precio: la pérdida de dos amigos cercanos. En este caso, dos fuerzas de la oposición más IU, con cinco ediles, a la sazón, comparsa esta legislatura. El PSOE, en cualquier caso, buscará hasta el final la abstención del resto para ganar legitimidad.

En C’s, sin citar a Hegel: «La memoria es la horca de la que cuelgan estrangulados los dioses griegos. La memoria es el sepulcro, el depósito de lo muerto», no barajan exigir la entrada en el Gobierno andaluz. También los griegos ataban a un hombre a un cadáver para que se pudrieran juntos. Rivera no quiere que parezca que se ata al PSOE –ni al PP en Madrid–, de ahí que tras el discurso de investidura de Susana Díaz frenara la querencia de Juan Marín por la conciliación. Más de dos meses después del 22M, C’s se podrá presentar como una fuerza responsable y vigilante en Andalucía y, a la espera de que pierda gas el radicalismo, abanderada del centrismo.

Sevilla 8 de mayo de 2015 Rueda de prensa de Albert Rivera, Juan Marin y Javier Millan, de Ciudadanos Foto: Manuel Olmedo

Albert Rivera, Juan Marín y Javier Millán, de Ciudadanos. Foto de Manuel Olmedo.

Anuncios

Dos alcaldables en Varsovia y segunda vuelta de chaqué en la ciudad de la ojana

Sevilla 07-06-2012 Procesion del Corpus Christi  Foto: Manuel Olmedo

Espadas y Zoido en el Corpus. Fotografía del inefable Manuel Olmedo.

Con los dos alcaldables en Varsovia para apoyar al Sevilla FC en la Europa League –Zoido, en calidad de alcalde en funciones y sevillista; y Espadas, como jefe de la oposición, bético y «manque pierda» los comicios favorito para el bastón de mando–, los movimientos en la capital hispalense se circunscribieron al cierre del recuento por parte de la Junta Electoral con «discrepancias mínimas» y a recomendaciones con membrete oficial del Ayuntamiento, y la frialdad del clima polaco, a los posibles actores del pacto contra el PP. «A IU su relación con el PSOE en Ayuntamiento y Junta le ha costado 4.000 votos y estar a punto de desaparecer», señaló vía comunicado del Consistorio el portavoz municipal Curro Pérez.

En el espacio tangible del seno del PP de Sevilla se temen los efectos de la «reforma Montoro» en la ley electoral, que provocará que nueve ediles (casi la mitad de los 20 que hasta ahora tenían los populares) no cobren del Ayuntamiento. «Si quieren repetir el modelo que llevó a la ruina a Sevilla y que los ha puesto al borde de la desaparición en el panorama municipal son libres de hacerlo», añadió Pérez en un comunicado que cita expresamente al candidato municipal de IU Daniel González Rojas, @rojosevillano en el espacio virtual. El candidato de IU aseguró ayer que «serán los militantes y simpatizantes quienes digan qué vamos a hacer». También dijo que Zoido es «el represante supremo de la derecha en Sevilla y lleva cuatro años destruyendo la ciudad». El llamado «efecto Zoido» se difuminó el 24M emparentando con la solarigrafía, una técnica fotográfica que mezcla tecnología, artesanía y recolección. La solarigrafía posibilita trabajar en centenares de imágenes al mismo tiempo debido a que cada foto tarda meses en realizarse, como si de una investidura de Susana Díaz se tratase. En estas imágenes no instantáneas, como ha juzgado el electorado de la etapa de Zoido, el protagonista es el paso del tiempo y el movimiento del sol en el cielo.

Otra de las fuerzas que puede negociar con Espadas, Participa Sevilla, celebró ayer una reunión «preparatoria» de la asamblea de hoy para definir «medidas a corto plazo» para los primeros 100 días de mandato. La idea de fondo del PSOE es que es «ahora o nunca». Si no desbancan a Zoido, temen que aguante en el poder al modo de Teófila Martínez en Cádiz. Un tripartito sería la última opción de Espadas, que se quedó a 3.000 votos de Zoido y vivirá la particular segunda vuelta de los comicios en la próxima procesión del Corpus, con el recuento de los falsarios «me alegro de verte» y los dos candidatos de chaqué en la ciudad de la ojana. El objetivo del PSOE es «cerrar propuestas concretas de los otros grupos y gobernar en minoría».

Resaca electoral y rociera en lunes de Pentecostés

25-05-15_233_Ejecutiva

Susana Díaz, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional. Foto del PSOE-A.

Coincidiendo con la procesión de la Virgen del Rocío, Susana Díaz, devota de la Blanca Paloma, mostró su predisposición al salto de la reja de los pactos postelectorales por más que se defina ortodoxa de los «gobiernos sólidos» y que «lo ideal es que el PSOE pueda aplicar íntegramente su programa». Con Díaz, el diálogo confluye, comienza y acaba en ella;y su frustrada investidura resulta una muestra y su consecuencia. A las 12:21 de ayer, la Señora de las Marismas alcanzó la Concha Peregrina que corona su Santuario y puso punto y final a una procesión de casi nueve horas y media por las calles de la aldea almonteña. Algo más de media hora después, Susana Díaz, presidenta en funciones de la Junta, cuya investidura ha sido rechazada en tres ocasiones por la oposición, escenificó el nuevo reparto de cartas en las negociaciones tras reunirse con la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A y los secretarios generales de las ocho provincias. Baraja nueva. Hagan juego. «Asumimos con responsabilidad la tercera victoria electoral consecutiva del PSOE en Andalucía», aseguró, añadiendo que los socialistas «defenderán la mejor alternativa para la gente» en cada municipio e institución sin una única orientación a la hora de formar gobiernos, analizando caso por caso la conveniencia de alianzas con las «marcas blancas» de Podemos, con Ciudadanos y con IU.

Pedro Sánchez instó a moverse para formar gobiernos de progreso, sin cerrar la puerta a ningún pacto. Díaz incidió que la ciudadanía ha expresado en las urnas su rechazo a «las políticas de sufrimiento del PP», «a la corrupción y a que no todo el mundo actúa de manera implacable cuando surge un caso en sus filas» y «a la actitud de algunos partidos de impedir que se forme el Gobierno legítimo de Andalucía». «Cuántas derrotas necesita el PP para rectificar su actitud obstruccionista, de bloqueo, de ‘no’ sistemático a la formación del Gobierno de la Junta», cuestionó la lideresa andaluza, que dejó un recado para Sánchez: «Hay que administrar la pluralidad con responsabilidad y mucho compromiso. El nuestro es actuar con responsabilidad, pensando en el bien común, que es lo que quiere la gente y lo que se espera del PSOE-A». Por más que durante la campaña renegase de gobernar con el PP y/o Podemos, ahora Díaz admite que «hay otras prioridades por encima» y negociará con todos. Díaz ha ordenado a sus secretarios provinciales que estudien los resultados y no muevan ficha. Ella reparte, ella decide. Las próximas semanas resultarán claves para resolver la investidura y, a continuación, si no de la mano, los gobiernos municipales.

Díaz evitó emparentar el resultado del PSOE en las municipales con la figura de su secretario general, con el que se verá esta semana, y recordó que el de las primarias «es otro debate». La victoria andaluza, no obstante, consciente o «freudianamente», se la atribuyó a ella, saliendo a la palestra tras el escrutinio. Díaz negó que comience ahora un juego de cambalaches entre instituciones para facilitar su investidura pero deslizó el interés por las plazas de Sevilla o Córdoba mientras que en Cádiz prevalecería Por Cádiz Sí Se Puede, la marca blanca de Podemos liderada por la pareja de Teresa Rodríguez, José María González “Kichi”, –denominados ya en La Caleta como «los Clinton de Cai»–, que se ha quedado a dos ediles de Teófila Martínez. Cádiz por la abstención de Podemos en la investidura, puede ser la próxima jugada. De momento, Pablo Iglesias desveló que Susana Díaz le ha enviado un mensaje «bastante cariñoso» tras el 25M. «Vamos a trabajar para que en ningún ayuntamiento pase lo que en la Junta, para que no se pongan los intereses de los partidos sobre el interés ciudadano y que la situación del Gobierno andaluz se resuelva de manera inmediata», dijo Susana Díaz. «En algunos sitios estaremos en el Gobierno y en otros no». Vista la incapacidad de la oposición para formar alternativa al PSOE, el escenario a estrenar, de entrada, beneficia a Susana Díaz, presidenta en funciones, candidata a la investidura y, desde el 25M, a expensas de que se convoque nueva sesión del Parlamento antes del 13 de junio –límite para los ayuntamientos– o no, en la resaca del lunes de Pentecostés, crupier en la mesa de los pactos.

Donde habite la investidura (“La Realidad y el Deseo”)

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Duran, se reune con el

El reflejo de Carlos Rojas, Juanma Moreno y Loles López en el Parlamento de Andalucía. Todos los derechos de Manuel Olmedo: http://manuelolmedofotografo.blogspot.com.es/

Las primeras impresiones carecen de segundas oportunidades. El presidente del PP-A, Juanma Moreno, defendió ayer «otras recetas económicas para que Andalucía deje de ser líder de paro» y aseguró que quiere llevar una parte del programa electoral del PP al Gobierno andaluz, «porque puede ayudar a crear empleo y riqueza, y ha sido apoyado por más de un millón de andaluces». «Una parte de ese programa debería plasmarse en distintas iniciativas», señaló Moreno, que indicó que «no ha habido ningún cambio ni propuesta del PSOE que posibilite un cambio de la posición del PP» en relación con la investidura.

Moreno –que se reunió ayer con el presidente del Parlamento y le trasladó que está «muy en desacuerdo» con el reparto de la Mesa y va a recurrir–reiteró que «lo importante es un cambio de programas pero no hemos visto cambio de actitud en el PSOE en las materias que consideramos fundamentales».

El presidente del PP-A destacó la necesidad de «un paquete de medidas de protección a los más vulnerables, porque hay muchas promesas incumplidas en políticas sociales». Moreno señaló entre sus prioridades «iniciativas en materia de regeneración ética y democrática, que logren más transparencia y mayor fiscalización del Gobierno», así como una comisión de investigación de los cursos de formación. Insistió en que no ha habido en el PSOE «ningún cambio en materia económica y nosotros no estamos para negociar puestos o recursos sino iniciativas positivas para el conjunto de los andaluces». Moreno señaló que «no cierra la puerta a hablar con ningún grupo parlamentario» pero recordó que «Díaz, que ha ganado elecciones, tiene que conformar mayoría social y para eso tiene que moverse, acercarse a los grupos, ceder, buscar puntos de encuentros y dialogar». Por tanto, emplazó a Díaz a que «de una vez por todas coja el toro por los cuernos y empiece a trabajar para generar una mayoría en torno a ese Gobierno que quiere conformar». El PP no ve «posibilidad alguna» de facilitar la ascensión de Díaz.

«La Realidad y el Deseo», en mayúsculas por indicación del autor, pasa por la biografía poética de Cernuda, que desde el exilio dibujó en «Ocnos» una Sevilla al margen del canon de la sevillanía. Al margen del cortijo. La líder de Podemos, Teresa Rodríguez, negó «tajantemente» que la formación morada haya llegado a «ningún tipo de acuerdo con el PSOE» para la investidura de Susana Díaz, a la que afeó que «confunda el deseo con la presión». «Es una forma de presionar y yo no la veo sana. Trasladar a los ciudadanos que no hay Gobierno en la Junta y que hay un bloqueo es reconocer la incompetencia propia», señaló.

Rodríguez recordó que Chaves y Griñán abandonan (en diferido) por «la presión de partidos como el suyo» y calificó como «patéticas y vergonzosas» las excusas ofrecidas. «Chaves se ha quitado de en medio con muchísima cobardía y asume cierta responsabilidad aunque sea de tapadillo, pero queremos cambiar la vida de los andaluces más allá del ámbito de lo simbólico. Hay una relación directa entre su decisión y el debate de investidura». «Poco o nada ha cambiado», dijo. «Lo que pedimos es sencillo, de coste cero, de sentido común. Que respondan a esas tres propuestas (dimisión de Chaves y Griñán, no tratar con bancos que desahucian y recorte de altos cargos) y dejen de jugar al juego de tronos», añadió. «La Realidad y el Deseo» incluye los poemas «Los placeres prohibidos» y «Donde habite el olvido». La posición de Podemos sigue siendo rechazar la investidura.

Ciudadanos asegura también que se opondrá en la votación, ya que el PSOE no ha exigido a Chaves y Griñán que dejen sus escaños ni ha respondido a su pacto anticorrupción. Fuentes de C’s señalaron a Efe que no hay «ningún motivo» para apoyar a Díaz porque no ha habido respuesta a sus exigencias. C’s exigió la marcha «por escrito» de los ex presidentes y el PSOE le ha enviado un mensaje de texto para proponerle una nueva reunión. La hipotética abstención de C’s, en cualquier caso, no es suficiente para la proclamación de Díaz.

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Duran, se reune con el

Mario Jiménez y Francisco Cornejo, los negociadores del PSOE- A. Todos los derechos de Manuel Olmedo: http://manuelolmedofotografo.blogspot.com.es/

El PSOE, ante la ausencia de candidatos a la Presidencia por parte del resto de grupos, sigue vendiendo que es “optimista” y confía en un acuerdo antes del 24M, igual que las gitanas de la Plaza de España venden amores eternos y flores que no se marchitan. Mario Jiménez y Francisco Cornejo, tras el encuentro con el PP, recordaron que los populares son un «partido de Gobierno» que es «consciente» de que tiene la «obligación de aportar estabilidad». El PSOE insistió en que la campaña de las municipales no debe «interferir» en la investidura y pasar del «en funciones» a la «plena competencia». «Lo normal es la desgracia; y lo accidental, la chispa, el optimismo y la sonrisa permanente». La cita es de J. M. Coetzee y el título de la obra, «Desgracia». Susana Díaz ofreció ayer de nuevo diálogo a todos los partidos para abrir un «nuevo tiempo en la política en España y Andalucía».