“¿En qué momento se jodió el PSOE, Zavalita?”

image_content_5119034_20160713120620

Susana Díaz flanqueada por Juan Cornejo y Micaela Navarro. Por Manuel Olmedo.

Entre los rigores del verano y el rigor mortis postelectoral y ante el Comité Director, máximo órgano entre congresos, existía cierta expectación en conocer si la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, acertaría a responder algo así como «en qué momento se jodió el Perú» que cuestionaba el Zavalita de Vargas Llosa pero aplicado a los socialistas y al 26J y a si desde el sur se abrirá la veda para un hipotético apoyo/abstención a un Gobierno de Rajoy.

La primera cuestión planteada en Fibes se zanjó con una «autocrítica» resumida en el hecho de que «no es la primera vez que el PP gana en Andalucía». Lo que, traducido a la tropa, por si se vislumbrara la sombra de un resquicio de crítica, viene a significar que Susana Díaz –«No me gusta perder ni al parchís, ya lo sabéis», repitió– no se hace responsable de un hito histórico negativo. Todo lo contrario, aunque el PP obtuvo más de 98.000 votos que el PSOE y Unidos Podemos creció más en voto absoluto en esta comunidad coincidiendo con la mayor pérdida de votantes del PSOE de España, Susana Díaz defendió que Andalucía ha sido la clave para evitar el llamado «sorpasso» y para que el PSOE no obtuviera unos resultados aún peores.

Sobre la segunda cuestión, Díaz insistió en defender el «no» a la investidura de Rajoy argumentando que, en el caso de los socialistas andaluces, está aún más «justificado» porque tienen «la obligación de defender a Andalucía» y apelando al «agravio» a la comunidad. Textualmente: «Si está justificado en estos momentos el no de los socialistas de España imaginen del PSOE de Andalucía, hemos sido maltratados». Ya en modo estadista, Susana Díaz insistió en liderar un bloque socialista de castigo a Juncker en Europa en caso de producirse una sanción a España y Portugal por parte de la UE. El Comité Director aprobó una resolución al respecto. Díaz fue más allá y aseguró que «tendrían que ser multado Rajoy y sus ministros» por «los regalitos fiscales para obtener rédito electoral», anunciando ante «un doble apretón de tuercas» a los servicios públicos que «en Andalucía no vamos a recortar ni un euro porque hemos cumplido».

Susana Díaz recordó que han pasado «200 días de las primeras elecciones generales, sin la posibilidad de que se forme Gobierno. No vamos a comportarnos de manera irresponsable pero no vamos a responsabilizarnos de lo que no nos corresponde». La líder socialista indicó que «ha ganado Rajoy, a él le corresponde darle a este país un Gobierno. A él le corresponde ese toro. Vamos a asumir nuestra responsabilidad, ir a la oposición», señaló. La presidenta andaluza reiteró que a ella le costó formar Gobierno «80 días». «Es indiscutible que han ganado las elecciones pero que hay mayoría muy amplia que no comparte su hoja de ruta». ¿Como para formar una alternativa de Gobierno? «No lo creo», indicó Díaz, añadiendo que «así lo dije en el Federal» e insistiendo en su aviso para navagantes: «Alimentar determinados sueños se puede convertir en una pesadilla». El tono fue el de: «Un Lannister siempre paga sus deudas», para el imaginario de serie. A la oposición, o sea. «Al PP le toca moverse un poquito, con seriedad. No es fácil. Eso es lo que le molesta a Rajoy, que cuesta trabajo. Es su responsabilidad y han pasado 200 días», repitió, para criticar el «escasísimo nivel» del PP-A al responsabilizar al PSOE-A de «unas terceras elecciones».

«El PP nos ha adelantado por 98.000 votos», señaló. «Nos han sacado 2,5 millones en España», contraargumentó. «No es la primera vez que el PP gana en Andalucía, la última fue en 2011 y nos sacó 400.000 votos. Cinco meses después de esas generales, hubo autonómicas, las de la pancarta y los trajes de El Corte Inglés que se quedaron para repartir canapés, y nos quedamos a apenas 40.000 votos. Después, hubo unas autonómicas, y 400.000 votos sacó el PSOE al PP», señaló. «Los andaluces pueden votar una cosa u otra pero en las autonómicas tienen claro quiénes les generan confianza», subrayó, apuntando a «un análisis sesgado» y cifrando que «sólo en Murcia el PP ha sacado el doble al PSOE que en toda Andalucía». «No hemos ganado pero estamos en la medida de lo que se ha sacado en España», concretó, atribuyendo a «la concentración del voto de la derecha y la fragmentación en la izquierda» las causas del naufragio. «Para que no gobierne la derecha, el PSOE tiene que se hegemónico en la izquierda», aseguró. «La estrategia del miedo del PP ha tenido éxito estas elecciones y es mucho más exitosa si tiene en frente una fuerza oportunista, radical, como Podemos. Sólo la mera hipótesis de que existía la posibilidad de alcanzar el Gobierno con Podemos nos ha restado mucha credibilidad. Lo dije el primer día», recordó. «En Andalucía hemos ayudado muchísimo a que no hubiese sorpasso», dejando con 537.000 votos «a Podemos, lo mismo que en diciembre a pesar de que se tragaron a IU». «Sólo recuerda que fui tan bueno como cualquiera, y mejor que la mayoría», decía Ethan Hawke en Gattaca, un filme de ciencia ficción.

Anuncios

El “agravio” de la PAC is blowing in the wing

La confluencia comunista apuntó a la inquietud socialista como uno de los motivos de su unión. Igual que la respuesta en la canción de Bob Dylan, el mensaje del «agravio» a Andalucía con la Política Agraria Común (PAC) ya está flotando en el viento. El argumentario ha entrado en precampaña con relativo éxito. Hay reclamos electorales que, como los agujeros negros, aparecen y se esfuman. La deuda histórica, por ejemplo. Otros, igual que los zapatos que se compran en los chinos, apenas dan para una temporada. El mensaje de fondo a trasladar al votante, sobre todo agrario, y que corre a más velocidad que el SMS de «Pásalo» en 2004 gracias a las redes sociales, es: «Rajoy maltrata a Andalucía». La PAC, beneficiosa o perjudicial, pasa por una de las políticas más importantes y un elemento esencial de la UE. El mensaje, no obstante, se dirige a Rajoy, cuyo Gobierno en cuatro años ha dejado a través de los diversos sistemas de financiación fondos superiores al Presupuesto más expansivo de la Junta este tiempo (más de 31.000 millones). Agravio a los agricultores andaluces, y más aún «a los que menos ayudas reciben», se repite.

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, criticó en su visita a Cañete de las Torres (Córdoba) la posición de los socialistas respecto a la PAC. «Están muy nerviosos ante la campaña. Pero ese nerviosismo no puede llevar a mentir, a faltar a la verdad», reclamó Moreno, que se presentó en su día como «nieto de jornaleros». Moreno reclamó a Díaz que deje de «retorcer los argumentos para pelearse con el Gobierno de España, echarle la culpa de todo lo que sucede a Rajoy y ella no asumir ninguna responsabilidad». «Ya sabemos que a Susana Díaz le gustan mucho las peleas», indicó. «Le pedimos que empiece arreglando su casa. Que afortunadamente pudimos evitar esa tarifa plana que nos iba a imponer Zapatero y que la agricultura ha vuelto a contar para este Gobierno después de muchos años olvidada». Moreno señaló que estaría «encantado» de brindar con Díaz en la Feria de Córdoba «por el bien» de la región. La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, desde Huelva, destacó que Andalucía es la «más beneficiada» por la PAC al recibir más del 30% de estos fondos. «Gracias a las gestiones del Gobierno, España no ha perdido 3.500 millones», dijo.

Susana Díaz ya ha enviado la carta al presidente del Gobierno pidiendo la revisión de las ayudas de la PAC, incluyendo el olivar de secano en pendiente, la uva pasa y la revisión del diseño de la remolacha para «acabar con los agravios». Díaz reclama una conferencia sectorial antes del 1 de julio y señala a Rajoy que Andalucía ha perdido el 7,5% de los presupuestos destinados a las políticas agraria y pesquera. «La única comunidad –dijo– a la que se le han recortado los fondos de Desarrollo Rural», en concreto un 10%. Susana Díaz, desde Córdoba, tierra también de aceites, habló de un «reparto caprichoso» porque «maltrata a Andalucía». La presidenta respondió a Moreno que brindará en la Feria de Córdoba cuando pida a Rajoy que corrija la PAC.

La consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, anunció que el martes se reunirá con Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias para presentar la nueva propuesta de su departamento que justifica la necesidad de incluir al olivar de pendiente en las ayudas de la PAC y que enviará al Ministerio. Lo anunció en Jaén, la provincia con mayor producción de aceite de oliva del mundo –550.000 hectáreas de olivar, el 20% de la producción mundial– y donde la confluencia Podemos-IU cuenta con más opciones de mejorar los resultados del 20N. Se atribuye a un presidente mexicano, Luis Echeverría Álvarez, la frase: «Antes estábamos a un paso del precipicio… ahora hemos dado un paso al frente». El mensaje de la PAC se repite como un karma. Al reclamo de la presidenta de la Junta ayer se sumó la Diputación de Cádiz. Ante las confluencias, el voto rural, histórico granero socialista, se sitúa en el centro del tablero electoral. Como si los puentes fueran una invención de la poderosa industria de los candados o de Federico Moccia, la socialista Irene García exigió «cambios» para «evitar perjuicios a pequeños agricultores y ganaderos». El voto es una cosa muy disputada. En el campo suele decirse: «Quien siembra y cría, tanto gana de noche como de día».